Página principal

El programa de ATENCIÓN PERSONAL Y VIDA AUTÓNOMA es un proyecto destinado a dar cobertura a personas con Lesión Medular y otras discapacidades físicas con un alto grado de dependencia.

Su objetivo es proporcionar una ayuda, apoyo y atención en aquellas actividades básicas de la vida diaria de nuestros asociados, tanto en tareas personales como domésticas relacionadas con su propio cuidado, así como fomentar la realización de actividades de manera independiente al margen del cuidado constante de familiares y cuidadores, de manera que alcancen un nivel de autonomía acorde con las capacidades de cada uno de los beneficiarios de este programa.

Durante este año 2021 se han podido atender a un total de 16 personas en situación de dependencia, posibilitando la contratación de 15 profesionales para la ejecución del proyecto.

Entre las actividades que se han llevado a cabo con cada uno de los usuarios, ha primado la intervención en las necesidades básicas de la vida diaria de estos (aseo, vestido, alimentación, cuidado personal…), las cuales son imprescindibles para cualquier persona y que, dadas las características de este grupo de población, necesitan de un importante apoyo externo que les facilite su realización para su propio beneficio y que no supongan a la larga un perjuicio importante en su salud y bienestar (falta de higiene, escaras, desnutrición, olvidos/desinterés en la ingesta de medicamentos...) .

De otro lado, también se han realizado diversas actividades de fomento de la vida independiente, y siempre teniendo en cuenta las posibilidades y capacidades para realizarlas de cada uno de ellos. Estas actividades incluyen tanto tareas que puedan ejecutar de manera autónoma, como contar con su colaboración en la realización de las mismas de manera que no todo el peso de su atención recaiga en sus cuidadores principales que suelen ser quienes asisten diariamente a estas personas.

Al hilo de esto, hacemos un doble trabajo con los familiares y cuidadores de los usuarios del programa puesto que, al mismo tiempo que se les proporciona un respiro del cuidado constante de su familiar, se trabaja para hacerles conscientes de que las personas con discapacidad que son beneficiarios de este programa, aún conservan capacidades para la poder hacerse cargo de diversas actividades relacionadas con su propia atención y cuidado y, si bien algunas de ellas solo necesitan de su supervisión, otras son perfectamente capaces de hacerlas por sí mismo tratando así de eliminar el exceso de cuidado y sobreprotección que generalmente los cuidadores ejercen sobre su familiar dependiente.

Estamos satisfechos respecto a la evolución y desarrollo de este programa durante este año, el cual es uno de los pilares fundamentales de la entidad, con una larga trayectoria ya de 29 años y siendo uno de los recursos más demandados por nuestros asociados, puesto que generalmente no cuentan con este tipo de ayuda, o aun teniéndola esta resulta insuficiente.

Es por ello que seguimos trabajando diariamente para que el próximo año 2022 podamos conservar e incrementar la ayuda que la Administraciones públicas nos vienen brindando y poder seguir dando continuidad a este programa el cual, ha demostrado suficientemente su utilidad, así como el alto grado de satisfacción mostrado por los usuarios y sus familiares tanto por el servicio realizado como por los profesionales que lo integran.